Envíos gratis a partir de €45.
Contáctanos si necesitas ayuda.

Punto de cruz

Esté preparado para hacer su bordado

  1. Prepara tus hilos

    Calcular el hilo para un trabajo



    Las cantidades de hilo para un trabajo dependen del número de variables; la tensión de la puntada y donde se pone el color en el diseño son dos principales. Una forma rápida de calcular la cantidad de hilo que necesitarás para un gran proyecto es coger un tramo de unos 40 cm y en la capa correcta, hacer punto de cruz en la tela hasta que la hebra se acabe. Así sabrás cuántas puntadas por tramo de hilo puedes hacer.


    Cada madeja de hilo Mouliné Spécial® DMC tiene 8 metros. Contando las puntadas en tu diagrama y usando una calculadora deberías poder determinar la cantidad que necesitarás.


    La mayoría de diagramas suponen que una madeja será suficiente pero en proyectos mayores, el diagrama enumerará cuántas madejas de cada color se necesitan.

    Prepara tus hilos


    El hilo Mouliné Spécial® de DMC está compuesto por seis hebras trenzadas y fáciles de separar. Muchos diseños de punto de cruz bordados en counts de 14 de Aida sólo necesitan dos hebras de hilo, así que tendrás que separar su hilo. Ve el diagrama para saber cuántas hebras (o capas) de hilo especifica el diseño.


    Coge el extremo del hilo de la madeja de hilo DMC. Con cuidado, saca el extremo de la madeja hasta que tenga una longitud de unos 40 cm de hilo y córtalo. Para separar el hilo en hebras individuales, coge y extrae una hebra lentamente hasta que esté completamente separada del resto de hebras. Sigue sacando el número de hebras que necesitas para bordar. Para volver a juntar las hebras, sujétalas por un extremo y luego con cuidado acaricia los tramos para suavizarlos y juntarlos


    Hilo de seis hebras

  2. Preparar la tela

    Es importante localizar el centro de la tela para que puedas centrar el diseño en él. Para encontrar el centro, dobla la tela por la mitad y luego de nuevo por la mitad, el centro de la tela se encuentra donde los pliegues se juntan.


    Todos los diagramas enumeran el tamaño acabado del diseño de punto de cruz. Añade al menos 8 centímetros alrededor del diseño para enmarcarlo o más si tu técnica de acabado lo requiere.


    NO LAVES la tela antes de usarla. Lavarla tensará los agujeros y hará que bordar en la tela sea más difícil ya que los cuadrados son más difíciles de ver.


    Los aros para bordar son especialmente útiles si eres principiante. Más abajo puedes ver paso a paso cómo insertar fácilmente la tela en un aro para bordar.

  3. Cómo usar un aro para bordar

    Afloja el tornillo o tuerca del exterior del aro para bordar y separa el interior y los anillos externos. El anillo externo sujetará la tela sobre el anillo interior una vez que hayas introducido la tela.

    Pon el anillo interior en una superficie plana. Pon la tela encima, luego pon el anillo externo sobre la tela y presiona hasta que el anillo de abajo esté ajustado dentro del anillo externo. Tira con cuidado de las esquinas de la tela hasta que la tela quede tensada; asegúrate de que está lo más tensa posible como para que la tela no se suelte del aro.

    Tensa la tuerca o tornillo con seguridad. Tu tela ya está colocada y lista para bordar.


    CONSEJO: Nunca dejes tu trabajo en el aro durante un largo periodo de tiempo. Esto puede dejar arrugas en la tela que son difíciles de eliminar. Es mejor sacar tu trabajo del aro cuando no estés trabajando en él, ya que solo lleva un momento volver a colocarlo en el aro.

  4. Preparando tu aguja

    para enhebrar la aguja es más fácil usar el Enhebrador de agujas DMC. Para usar el Enhebrador de agujas DMC, desliza el ojo de la aguja por el gancho, luego enlaza la hebra al gancho y pasa el gancho por el ojo de la aguja y haz que el hilo lo atraviese.


    Aquí se muestran otras formas de enhebrar la aguja sin Enhebrador:

    Agarra y empuja



    Agarra y empuja: corta bien un extremo del hilo y agárralo con el pulgar y el índice, dejando solamente un poco de extremo a la vista. Con la aguja en la otra mano, “empuja” el ojo de la aguja sobre la punta y el hilo por el ojo, luego tira del hilo. Agarrar el hilo te da mayor control para guiar el hilo por el ojo. Quizá tienes que “aserrar” el ojo de la aguja ligeramente para que el hilo pueda pasar por él.

    Lazada, agarra y presiona



    Lazada, agarra y presiona: enlaza el extremo del hilo sobre el ojo de la aguja y agarra la lazada con cuidado con el pulgar y el índice. Quita la aguja de la lazada y presiona el ojo de la aguja hacia el hilo. Tira de la lazada para que el hilo pase por el ojo de la aguja.

    CONSEJO: asegúrate de que tus manos y trabajo y zona de trabajo están limpias mientras bordas. Convierte en una costumbre lavarte las manos antes de empezar a bordar y ten las bebidas y comidas lejos de dicha zona.