Bloqueo de la tela de bordado

    Una vez finalizado el diseño de tapicería, la mayoría de los trabajos en tela deberán ser bloqueados. El bloqueo es el método utilizado para enderezar y cuadrar el lienzo a su forma original. El bloqueo se puede hacer con un poco de tiempo y paciencia o puede ponerse en contacto con su tienda local de costura y hacer que un profesional bloquee el trabajo por usted.

    Lista de materiales:

    - Tablero de bloqueo
    - Clavijas en T de acero inoxidable de gran peso
    - Botella de spray con agua tibia
    - Toalla limpia

    Fijación y bloqueo de la tela

    Humedezca la tapicería pulverizando todo el cañamazo con agua tibia. Utiliza una cantidad abundante de agua para humedecer la superficie pero no tanto como para saturarla, deja que el cañamazo repose durante 5 minutos para que las fibras se relajen.

    CONSEJO: Para eliminar el exceso de agua del lienzo, da unos golpecitos en la superficie con una toalla limpia.

    Sujeta el cañamazo con las manos y estíralo en la dirección opuesta a la distorsión. La mayoría de los lienzos cosidos se inclinan hacia la derecha. Para ayudar a remodelar el lienzo, sujeta las esquinas superior izquierda e inferior derecha y tira de él hasta conseguir una alineación razonable.

    CONSEJO: Nunca cortes el lienzo antes de bloquearlo. Las tiras de orillo se utilizan para clavar los alfileres cuando se estira.

    Utilizando las rejillas del tablero de bloqueo como guía, coloca un alfiler en forma de T en el centro de la franja superior del orillo del lienzo. Estira suavemente el lienzo hacia abajo manteniendo los hilos del lienzo en posición vertical y fija el centro de la tira inferior en el tablero. Repite el método en los lados izquierdo y derecho manteniendo los hilos horizontales y en ángulo recto con los hilos verticales.

    A partir de cada alfiler central, sigue estirando y poniendo alfileres a intervalos de 2 cm. Añade los alfileres de uno en uno en los cuatro lados mientras trabajas alrededor del lienzo. Si el cañmazo empieza a secarse, humedécelo de nuevo y sigue clavando alfileres.

    Una vez que el cañamazo esté fijado completamente al tablero de bloqueo, vuelve a rociar ligeramente la superficie. Seca la obra a temperatura ambiente y fuera de la luz solar directa. El secado puede durar uno o varios días, dependiendo de la humedad y la temperatura. Retira los alfileres sólo cuando el lienzo esté "totalmente seco".

    CONSEJO: Mientras se seca el cañamazo, mantén la tabla plana para evitar marcas de agua en el lienzo.

    Una vez seco, el cañamazo debería estar recto y listo para el acabado. Si el diseño está todavía un poco distorsionado, simplemente repite el proceso de bloqueo. Algunos cañamazos necesitan varios bloqueos para recuperar su forma.